HOLA NIT

nit

Pensaba en la “Nit”, ahora es de noche, y es una gatita que no tiene dos años. La rescatamos cuando era un bebé aislada en un muro de más de cinco metros, después de 24 horas de gritar como una desesperada su liberación. Lo primero que hice fue comprarle un biberon y ahora, casi dos años después me lo está pagando con creces. Usurpa mi sillón del despacho cuando sabe que voy a ir a hacer mis pinitos; si me cambio de sitio me persigue y arrebata mis escondrijos. En definitiva, su cariño es tan ambicioso que me permite dormir subiéndose a mi pecho sin casi dejarme respirar. Es todo un ejemplar maravilloso como muestra esta foto. Es una preciosidad. La rescatamos de noche, se llama “Nit” y me da la “noche” y el día con todo su amor, que es demasiado.

Introspección

Lunes, 13 de junio de 2016
Mi mente se ha revolucionado ante una idea que pretende plasmar. Antes de expresar cuál sea esta idea debo rememorar tiempos pretéritos.
De siempre he intentado interpolar o entreverar la imagen con el texto o viceversa. Es como una conjunción en la que el texto se inserte en la imagen y ambos confluyan en ese pensamiento etéreo que el autor pretendió mostrar. Es complicado, pero siempre es accesible a intentarlo.
introspeccion

Reflexiones extemporáneas

Aún sigo reflexionando sobre una promesa que me hice; pero este tema no corresponde hoy; sino una frase extraída del libro “Riña de gatos” de Eduardo Mendoza, premio planeta 2010. Creo que es de rabiosa actualidad aunque esté encuadrada en 1936. No voy a expresar comentario alguno, ni siquiera opinión sobre esta frase. Os cedo la palabra:
Elecciones:
«Como todos sabéis –empezó diciendo-, el motivo de esta convocatoria es hacer balance de lo ocurrido en las pasadas elecciones generales. El Frente Popular ha ganado: un paso más para echar a España en brazos del marxismo. Ahora bien –agregó acallando con un ademán imperioso las protestas del público-, si en vez de ganar la coalición de izquierda hubiera ganado la coalición de derecha, el resultado último habría sido el mismo, porque las elecciones son un lamentable simulacro encaminado a legitimar la permanencia en el poder de un hatajo de haraganes corrompidos y traidores a la patria» (Planeta, 2010; p. 210)